¿Es seguro comer aceite de coco?

La confusión que rodea los efectos del aceite de coco en la salud abunda.. Incluso encontrarás desacuerdos entre los expertos en nutrición. Algunos recomiendan no consumir aceite de coco debido a su alto contenido de grasas saturadas. Otros afirman que la grasa saturada en el aceite de coco no tiene los mismos efectos dañinos que el tipo de grasa saturada que se encuentra en los alimentos de origen animal. Se han realizado muchas investigaciones sobre el aceite de coco para ayudar a determinar si puede ser parte de una dieta bien balanceada.

Para Que Sirve El Aceite De Coco Tomado

Consejo

La evidencia sugiere que el aceite de coco es seguro y beneficioso para comer con moderación como parte de una dieta saludable que también contiene grasas insaturadas de alimentos como el aceite de oliva, aceite de sésamo y pescado graso.

De qué se trata el alboroto

La pulpa del coco es rica en aceite, la cual se extrae presionando la grasa de la pulpa. Una cucharada de aceite de coco contiene aproximadamente 13 gramos de grasa y más del 80 por ciento (11 gramos) está compuesto de grasa saturada. En comparación, la misma porción de aceite de oliva contiene aproximadamente la misma cantidad de grasa total, excepto que más del 80 por ciento de ella está en forma insaturada.

Se sabe que las grasas saturadas aumentan el colesterol LDL, una mala forma de colesterol, lo que aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas. Por lo tanto, debido a que el aceite de coco tiene mucha grasa saturada, puede parecer un caso abierto y cerrado. Pero no tan rápido. La evidencia sugiere que no es tan simple.

No se ha encontrado ningún daño

La crítica contra el aceite de coco proviene principalmente de las pruebas contradictorias de datos anteriores de animales y tubos de ensayo. Los estudios de seguimiento realizados en humanos sugieren que no todas las grasas saturadas son iguales, y que el aceite de coco no ejerce un efecto nefasto sobre el colesterol en la sangre. C

uando los voluntarios añadieron la porción típica de dos cucharadas de aceite de coco a su dieta diaria, no experimentaron cambios en el colesterol total, los triglicéridos o el colesterol LDL después de ocho semanas, según los resultados publicados en la edición de diciembre de 2017 de la revista Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine. En contraste, se conoce que la grasa saturada de los animales aumenta las LDL y el colesterol total en ese lapso de tiempo. Los investigadores concluyeron que una porción típica de aceite de coco no causa daño a los adultos sanos que siguen una dieta saludable.

Aumenta el colesterol bueno

No todo el colesterol en la sangre es malo. Tu cuerpo necesita una pequeña cantidad para funcionar adecuadamente y un tipo de colesterol en la sangre llamado HDL es bueno para ti. Tu necesitas niveles más altos de este colesterol “bueno” porque barre el colesterol “malo” de tu torrente sanguíneo y lo transporta a tu hígado para su eliminación. Además de no tener un impacto notable en el LDL, el aceite de coco aumenta significativamente el buen HDL según el estudio EVAM. Estos datos sugieren que el aceite de coco podría ayudar a proteger contra la enfermedad cardiaca.

Efectos Positivos en el Control de Peso

El aceite de coco es a menudo aclamado por promover la pérdida de peso, y las investigaciones sugieren que puede tener una influencia positiva en el control del peso. Los científicos dividieron a los pacientes con enfermedad de las arterias coronarias en dos grupos. Un grupo agregó aceite de coco a su régimen nutricional diario, mientras que el otro grupo no lo hizo.

En el transcurso de 3 a 6 meses, las personas que consumieron aceite de coco tuvieron una disminución significativa en el índice de masa corporal y la circunferencia de la cintura en comparación con el grupo sin aceite de coco, según los resultados publicados en la revista Nutrition Hospital en 2015. Además, el grupo del aceite de coco experimentó un aumento en el HDL y ningún impacto dañino en el LDL.

El Veredicto

Los estudios más recientes en humanos sugieren que el aceite de coco, consumido con moderación, puede ser parte de una dieta bien balanceada. Esto no significa que tu debes abandonar los aceites como el de oliva, sólo significa que el aceite de coco tiene un lugar en una dieta saludable. Recuerda que los aceites insaturados como el de oliva, sésamo y los que se encuentran en los pescados grasos bajan potentemente el LDL y los triglicéridos, proporcionando una fuerte protección contra las enfermedades cardíacas.

En general, tu debes comer grasa con moderación y los aceites insaturados deben constituir la mayor parte de tu consumo. Sin embargo, la evidencia sugiere que el aceite de coco tiene un lugar en la mesa. Vale la pena notar que los estudios generalmente usan aceite de coco extra virgen mínimamente procesado.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.